Metro de Málaga El Metro de Málaga aún no se ha inaugurado, pero ya produce molestos ruidos. Hablamos de ello en nuestra sección semanal sobre ruido en Es Radio Málaga, a raíz de la noticia publicada en el Diario Sur.

Vecinos de las inmediaciones de la estación de Ciudad de la Justicia, en Bulevar Louis Pasteur, denuncian que los sistemas de renovación de aire de la subestación eléctrica perturban su sueño. Este tipo de equipos necesita operar durante las 24 horas, y está causando un elevado nivel de ruido en la zona, suficiente como para dificultarles el sueño en el horario nocturno.

Los equipos de renovación de aire son esenciales para el correcto funcionamiento de instalaciones que producen calor y que están instalados en salas técnicas, como es este caso. Sin embargo, aunque estas instalaciones se sitúen en el interior de salas debidamente aisladas acústicamente, la salida y entrada de aire necesitan disponer de silenciadores que reduzcan las emisiones acústicas.

Coche en silencio de Renfe En la sección semanal sobre ruido en Es Radio Málaga, esta semana hemos comentado el anuncio por parte de Renfe de sus nuevos "Coches en silencio". Se trata de vagones con un especial cuidado en el confort acústico. Para ello, en estos coches los usuarios no podrán mantener conversaciones por teléfono móvil, deberán silenciar todos sus dispositivos electrónicos, y reducirán los mensajes de megafonía a los estrictamente necesarios por cuestiones de servicio.

Además se reducirá el nivel de iluminación, no se ofrecerá servicio de restauración, ni se ofertan tarifas para grupos. Todo ello sin coste adicional para el viajero que quiera comprar plaza en uno de estos coches, y con un objetivo claro: que el viaje sea lo más tranquilo posible para el que así lo quiera.

Algunas de estas medidas nos llaman la atención a los que hemos viajado en tren fuera de España. Es impensable hablar por el móvil, o hablar en volumen alto, si no es en la zona de paso entre vagones. Es una simple cuestión de respeto y sentido común, que por desgracia parecen escasear tanto por estos lares que se hace necesario demarcar un territorio para el silencio.

Protección del oído en la infancia El oído es un órgano muy delicado y que, por desgracia, cuando se le somete a excesiva presión se deteriora de forma irremediable. Esta semana hemos querido tratar en nuestra sección de ruido en Es Radio Málaga sobre la sobreexposición al ruido en los niños, al hilo de dos anécdotas independientes aunque relacionadas.

Hace unos días asistí a la celebración de fin de curso de un sobrino, en el patio de su colegio. Habían instalado un escenario, y cada clase realizaba actuaciones musicales. El volumen de la música era atronador, a pesar de encontrarme en lugar más alejado del escenario.

Es decir, que los niños, con un oído mucho más delicado que el de un adulto, estaban expuestos a niveles de presión sonora aún mayores.

Tan sólo unas semanas antes me encontraba en un centro comercial con mi familia, cuando anunciaron por megafonía un espectáculo de magia para niños. Estábamos sentados cerca, descansando, así que decidimos esperar, llamados por la curiosidad. Pues bien, el espectáculo comenzó de forma similar: música a un volumen desproporcionado, que se podía escuchar en buena parte de la superficie del centro comercial, con los altavoces a menos de tres metros del grupo de niños que iba a presenciar el espectáculo.

Al final es todo una cuestión de educación y de sentido común. ¿Es necesario para disfrutar de un evento social el que la música haga vibrar la estructura de los edificios próximos? No, en absoluto. Más volumen en ningún caso es sinónimo de más calidad de sonido. Y desde luego, un espectáculo infantil no necesita los altavoces de la gira de los Stones. Hay que adecuar el volumen al entorno y a los receptores potenciales.

Terraza de una actividad En la sección semanal sobre ruido en Es Radio Málaga, hemos hablado de qué puede hacer un particular que sufre molestias de ruido no por una actividad, sino por una acumulación de actividades localizadas en una zona.

Este es un problema de solución compleja, pero como casi todo en acústica tiene solución, ya sea dedicando más o menos esfuerzo.

La dificultad en este caso viene por la gran cantidad de agentes implicados. Una zona como esta existe prácticamente en cada gran ciudad: barrio residencial, de calles por lo general amplias con espacio de sobra para terrazas, y muchos locales comerciales que poco a poco van siendo ocupados por restaurantes, cafeterías y bares de copas.

Al final, se convierte en un punto de concentración social y de ocio, muy atractiva para el usuario debido a la amplia oferta. Claro está, esta acumulación de actividades produce un impacto acústico en el entorno que afecta irremediablemente a los residentes.

Así que por una parte tenemos a los propietarios de las actividades, y por otro a los vecinos. Pero hay otro agente más, con un papel fundamental: el ayuntamiento, que es el que concede las licencias de apertura y terrazas, y debe velar por el cumplimiento de la disciplina en materia de acústica en el término municipal.

Sandra García Gago, presentadora de Es la mañana de AndalucíaAndrés Peña, director técnico del Laboratorio de Acústica de Calpe, interviene cada lunes en el programa Es la Mañana de Andalucía para hablar sobre acústica y los problemas que produce el ruido.

Todo empezó hace unos meses, cuando su presentadora Sandra García Gago (en la foto) contactó con Calpe para una entrevista que sobre todo se centró en cómo el ruido afecta a nuestra salud. Si algo quedó claro en aquella entrevista es que había muchos temas sobre contaminación acústica que no dio tiempo a cubrir.

SUBIR